Los robots en el cine

En este video te vamos a platicar sobre algunos de los robots más icónicos del cine en los últimos años.

Existe mucha información sobre los robots en el cine de ciencia ficción, sobre todo centrada en ranking y clasificaciones o la participación de estos como personajes a lo largo de la historia del séptimo arte.

Nosotros  clasificarlos desde el punto de vista de su impacto en la cultura popular aunque también podríamos verlo desde su nivel de humanidad, tanto en la concepción de su cuerpo como en el nivel de inteligencia que incorporan: los robots, androides e inteligencias ubicuas, los robots incorpóreos y, finalmente, los cyborg junto con los gadget.

Robots, androides e inteligencias ubicuas

Una interpretación acertada de la robótica es que busca la creación de seres artificiales que nos sustituyan en el trabajo monotono y repetitivo. Mano de obra que realice los trabajos tediosos, peligrosos o pesados que los humanos no queramos realizar.

De este modo, el robot en el cine suele tener esta connotación, seres de aspecto mecánico, capaces de procesar y retener gran cantidad de datos y que actúan como nuestros servidores.

Sin más te mostramos nuestros elegidos.

David (Inteligencia Artificial) 

Steven Spielberg heredó la tarea de hacer el Pinocho del S.XXI, de filosofar y enternecernos con la desesperada historia del niño robot que sueña ser humano. Harry Joel Osment, el protagonista de El Sexto Sentido, aborda perfectamente el personaje, y Spielberg supo rodearle de otras criaturas entrañables como el Gigolo Joe de Jude Law.

El delirante final dividió opiniones y provocó amor y odio, pero nadie puede poner en duda la humanidad e inocencia del pequeño robot protagonista. 

 

RoboCop (Robocop) 

 En un futuro cercano distópico, Detroit está al borde del colapso social y financiero.

Abrumada por el crimen y la disminución de los recursos, la ciudad otorga a la corporación Omni Consumer Products (OCP) el control de la fuerza policial de Detroit quienes tras varios experimentos logran fusionar a un humano con una máquina dando vida a robocop. Todo un clásico  

T-800 (Terminator) 

 En una distopica guerra entre máquinas y humanos (en año 2029), los robots envían a uno de los suyos al pasado para asesinar al líder de la resistencia humana. Ese era el T-800, uno de los papeles que convirtieron a Arnold Schwarzenegger en leyenda.

En la secuela, incluso más divertida que la original, el malo era el T-1000, un terminator líquido que representaba toda la naciente magia de la animación por ordenador y que se proclamaba como uno de los villanos más terroríficos e implacables de la historia. 

 Hal 9000 (A space odyssey) 

Su nombre es un acrónimo en inglés de Heuristically Programmed Algorithmic Computer (Computador algorítmico programado heurísticamente), es una supercomputadora encargada de controlar las funciones vitales de la nave espacial Discovery, cuya inteligencia artificial cambia drásticamente su comportamiento a lo largo del filme.

HAL está programada para no recibir respuestas que tengan dudas, pese ser una computadora heurística, lo cual la hace muy semejante al pensamiento humano; su programación consiste «fundamentalmente» en cumplir sin objeciones los planes trazados, razón por la cual elimina a los que dudan o son escépticos, considerándolos «mecanismos fallidos». (qué miedo). 

 Wall-e  (Wall-E) 

 En el siglo XXIX e.c., el consumismo desenfrenado y la negligencia ambiental han convertido la Tierra en un páramo cubierto de basura. La humanidad fue evacuada por la megacorporación Buy-n-Large (BnL) en gigantes naves espaciales siete siglos antes, mientras que unos compactadores de basura robóticos llamados Waste Allocation Load Lifter – Earth class o WALL•E fueron dejados para limpiar el planeta.

El plan fracasó cinco años después, por lo que los humanos debieron quedarse en el espacio indefinidamente. Setecientos años después, solo un robot WALL•E permanece operativo, continuando con su labor de compactar basura, mientras encuentra objetos curiosos y sobrevive a base de piezas de otros robots WALL•E inoperativos. 

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.