Del origen del hombre a la inteligencia artificial. 2001: Odisea del espacio

2001: Odisea del espacio (1968) es una película la ciencia ficción dirigida por Stanley Kubrick. 

 Está inspirada en El centinela, cuento del escritor y también guionista de la cinta Arthur C. Clarke. 

La película supone un «viaje» a través de diferentes periodos de la historia de la humanidad, desde su origen más primitivo hasta la proliferación de la inteligencia artificial. 

En su momento, 2001: Odisea del espacio rompió todos los esquemas del género y se convirtió en un fenómeno cultural. 

Kubrick quería hacer algo diferente con esta película y estableció un juego con el espectador. Un compromiso de visionado con todos los sentidos activos durante todo el grueso del filme. Pero, sobre todo, pretendía que el público reflexionara y sacara sus propias conclusiones. 

Es un ejemplo de ruptura de las reglas cinematográficas del cine hollywoodiense. Y es que, la cinta no pasa por los tres actos tradicionales: planteamiento, nudo y desenlace.  

Tampoco sigue una historia en torno a un personaje protagonista que trata de solventar sus problemas y tiene que enfrentarse a su antagonista; ni existe una relación clara entre causas y efectos. 

Esta ambigüedad y la escasez de diálogos hacen que el espectador quede atento a cada una de las imágenes y extraiga sus propias interpretaciones. 

Las películas de ciencia ficción filmadas hasta esa fecha quizá pecaban por la falta de un elemento fundamental en este género: la credibilidad. 

Y es que, hasta entonces, las cintas relativas a los mundos de fantasía presentaban unos efectos visuales “futuristas” para nada creibles. 

2001: Odisea del espacio fue producto de un trabajo meticuloso del director que  durante los cinco años de rodaje hizo creibles cada imágen que componen el filme. No solo en el año de su estreno, sino más de cincuenta años después, las naves espaciales de la película aún pueden pasar por convincentes. 

De este largometraje no se puede dejar de mencionar el set de rodaje como, por ejemplo, el de la nave Discovery. Tampoco se pueden dejar a un lado sus efectos especiales. 

Centrifugadora Odisea del espacio.

El astronauta hace un recorrido de 360 grados mientras corre. 

Gracias a una centrifugadora real de doce metros de diámetro, Kubrick consiguió hacer efectos como este en el que simula que uno los astronautas hace «footing» y, en su recorrido, da un giro de 360 grados. 

La película tiene un carácter visual predominante, lo que hace que la función de piezas musicales compuestas durante los siglos XIX y XX jueguen un papel importante en la cinta pues ayudan a liberar la imaginación para asimilar eviaje emocional de 140 minutos de duración. 

Este tema aparece en diversas ocasiones del filme. En la secuencia anterior, en concreto, ayuda a representar el origen de la especie humana. 

Así, de esta cinta se pueden extraer diferentes interpretaciones relacionadas con la evolución del hombre, la revolución tecnológica y de la inteligencia artificial. 

¿Qué significa el monolito negro? 

¿Cuál es la causa de la evolución del ser humano desde el primate? ¿Existe una inteligencia superior que ha hecho evolucionar a la especie? 

En diversos momentos de la película, aparece un ente abstracto y misterioso, un objeto rectangular de color negro, que provoca que el ser humano pase de ser un primate a un depredador controlador y superior al resto de especies con las que habita. 

Existen teorías relacionadas con la presencia de este monolito pero, lo único que se sabe con certeza es que, cada vez que aparece en escena, condiciona el transcurso de los acontecimientos y, por ende, el desarrollo de la humanidad 

 

La inteligencia artificial, un personaje central de la película 

Hal 9000

En 1968 las computadoras eran todo un misterio para el hombre. Entonces, la ficción podía imaginar un aparato con un pensamiento similar al del ser humano. 

En la película esta inteligencia artificial es interpretada por HAL 9000, cuyo nombre es un acrónimo en inglés de Heuristically Programmed Algorithmic Computer (Computador algorítmico programado heurísticamente).  

 HAL representada por sus «ojos», unas pequeñas cámaras de vídeo presentes en varias partes de la nave, y su voz audible en diversos escenarios, es la computadora encargada de controlar las funciones vitales de la nave   

HAL está programada para no recibir respuestas que tengan dudas, su programación consiste «fundamentalmente» en cumplir sin objeciones los planes trazados, razón por la cual elimina a los que dudan o son escépticos, considerándolos «mecanismos fallidos». 

En la película podemos ver que va cambiando el comportamiento de HAL lo que nos hace reflexionar sobre los sentimientos que pudiera tener la máquina.  

En aquella época dotar a las máquinas de sentimientos era algo futurista y, cuando menos, ficticio. Sin embargo, en la actualidad, la inteligencia artificial es una realidad, quizás el reto sea dotar de emociones a las máquinas. 

Así nos preguntamos ¿pueden y deben existir las emociones y sentimientos artificiales?  

Un comentario Añadir valoración

  1. Yused dice:

    Es una película fascinante que impresiono a todo el mundo y dio pie a las teorías conspiracioncitas del viaje a la luna.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.