“El Jaguar” es campeón mundial, Octopy lo patrocina.

El púgil César “El Jaguar” Márquez se convirtió en el décimo campeón mundial de boxeo que tiene México en este año, cuarto monarca en la historia del estado de Chiapas, tras vencer al salvadoreño Ricardo “El Diamante” Cortez por nocaut técnico en nueve asaltos para obtener el fajín superwélter de la Federación Mundial de Boxeo (WBF), en una abarrotada función en la Arena Roma de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

Al arrancar la pelea estelar del programa, pactada a 12 episodios, donde ambos gladiadores eran aspirantes al trono vacante, Márquez y Cortez salieron a intercambiar metralla desde el sonido de la campana y en las primeras acciones ambos visitaron la lona, lo que ya presagiaba una contienda de toma y daca.
Las emociones no se hicieron esperar y el mexicano pegó primero. En los segundos finales del round inaugural, “El Jaguar” conectó un derechazo en la cara de su oponente para mandarlo al piso; pero, “El Diamante” respondió en el segundo capítulo con dos golpes directos que cimbraron al mexicano, quien también cayó al suelo. Se tenía una contienda de alarido.
Tras soltarse impactos directos y medir fuerzas en los cuatro rounds iniciales, César cambió su estrategia y midió más los embates de su contrincante, a quien esperaba para contratacarlo con velocidad y efectividad, a fin de llevarlo a su estilo de pelea. Los ganchos al hígado y al cuerpo fueron dañando a Ricardo y restando su efectividad de los minutos iniciales.

Combinaciones veloces de ganchos y volados, acertadas por “El Mimoso” como le decían a Márquez en sus tiempos de amateur, poco a poco fueron minando la fuerza del rival, quien empezó a flaquear y evidenció pronto su cansancio. Recordemos que el boxeador centroamericano venía de recuperarse de Covid-19, una enfermedad que debilita el sistema respiratorio, y eso pudo afectar al final su desempeño en el encordado.

El peleador chiapaneco, apoyado en su esquina por el experimentado entrenador Ignacio Beristáin, acertó sus veloces combinaciones dirigidas todas al cuerpo del salvadoreño. Mientras que Cortez tenía la mano derecha fina, pero la izquierda terriblemente encasquillada, sin conseguir ligar golpes certeros.
Hasta el octavo episodio, el oponente pudo aguantar su plan de tratar de llevar la pelea al alargue y decidirla por puntos, pero una combinación de golpes de “El Jaguar” agrietó al “Diamante”, abriendo la posibilidad de saldar el compromiso pronto.

Para el noveno, un volado de mano izquierda decretó el final. César Márquez conectó a Ricardo Cortez, quien sólo se hincó para no recibir más castigo, lo que bastó para que el réferi californiano, Ray Armendáriz, detuviera la pelea, otorgando el triunfo al mexicano para ceñirse su primer título mundial y entregar el cuarto a su estado de origen.

En sus primeras declaraciones tras la confrontación, Márquez agradeció a su equipo de trabajo, a su entrenador y al público que lo alentó durante el combate. “¡Qué tal, gracias a todos los que estuvieron aquí! ¡Chiapas tiene nuevo campeón del mundo!, señaló el peleador.

Con este resultado, “El Diamante” dejó su foja en diez pelas ganadas, una derrota y un empate. Mientras que “El Jaguar” llegó a 10 triunfos, una derrota y un empate en su trayectoria.

Octopy apoya a las nuevas figuras del boxeo mexicano y “#El Jaguar” está llamado a ser una de ellas.

¡Felicidades campeón! ¡Estamos contigo!

Si te lo perdiste, te dejamos el link para que revivas el triunfo 👉🏽:

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.