Jeff Bezos, el hombre que sacó provecho al auge del ecommerce

La historia de Jeff Bezos es igual a la de otros emprendedores de su época, el negocio que lo hizo multimillonario surgió de una loca idea, en el garaje de su casa y con ayuda monetaria de sus padres, quienes apoyaron el proyecto de su hijo: poner un sitio de venta de libros por internet que después rebautizó como Amazon y se convirtió en el mayor vendedor retail del mundo.
Imaginen por un momento las ondas que generan una piedra al ser lanzada a la orilla de un lago, esa fue la visión sobre el crecimiento que tendría la tecnología en la era del internet cuando Bezos, hijo de madre norteamericana e hijastro de un cubano, pensó en que las posibilidades de comercializar productos vía electrónica sería infinita y sin límites hace 30 años.
Se trata de un hombre que ha venido a mejorar la vida de los seres humanos, de acuerdo con la encuesta que compartimos en nuestro sitio de Linkedin (45%), por poner al alcance de la mano cualquier producto a través de un clic.
Nuestro personaje estudió Ciencias de la Computación e Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Princeton, donde se graduó en 1986. Trabajó para una compañía de fibra óptica y luego en un fondo de cobertura de Wall Street. Realizó diversos trabajos relacionados con su formación, pero no fue sino hasta 1994 cuando decidió abrirse camino de manera independiente fundando en aquel momento una librería en línea llamada cadabra.com, abierta oficialmente el 16 de julio de 1995, con una inversión inicial de 1.300.000 dólares, donde sus padres contribuyeron invirtiendo dinero.
Es también la persona que del año 2000 a la fecha, cuando se pronosticaba el fin del mundo y la caída masiva del internet, construyó un monstruo digital con valor en la Bolsa de Valores de Estados Unidos de 1.7 billones de dólares (muchos miles de millones de pesos), modificando con ello el comercio electrónico, armando el sistema logístico más preciso del planeta y amasando una fortuna de 113 mil millones de billetes verdes, según el último ranking de Forbes.
“Amazon es lo que es por la invención. Si lo haces bien, después de unos años esa novedad se convierte en algo habitual. La gente bosteza. Ese bostezo es el gran cumplido que un inventor puede recibir”, apuntó el magnate en una entrevista con el diario El País a principios de este año hablando de su propio imperio.
Detrás de Bezos, tal vez, sólo se encuentren Elon Musk, (fundador de Tesla), Mark Zuckerberg (Facebook), Tim Cook (Apple), Bill Gates (Microsoft) o algún otro genio que nos falte por descubrir, pero ahorita es el hombre del día, primero por salir de la dirección de su empresa y por querer ser de los pocos privilegiados que podrán viajar al espacio en modo turista y en algunos años intentar conquistar el planeta rojo, a donde ya llegamos con robots como Perseverance.
Conoce un más poco del hombre que aprovechó el auge del ecommerce y cambio la forma de hacer compras para siempre.

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.