Desmintiendo mitos de la Robótica

La ciencia ficción nos ha dejado imaginar mucho sobre los robots, sin embargo, hoy queremos desmentir algunos mitos en torno de la robótica.  

 

Los robots eliminaran puestos de trabajo. 

Es verdad que las automatizaciones hacen que un robot sea más eficiente que una persona, sin embargo, esto permite la profesionalización de los trabajadores.  

Alguien tiene que imaginar, conceptualizar y construir a los robots, esto significa mucho trabajo para los campos de la ingeniería, diseño y fabricación. El ahorro y la productividad que se derivan de los avances en la robótica impulsar el crecimiento económico en respuesta a un aumento de la producción. La evolución es para todos. 

Los robots aprenderán a destruir a la humanidad. 

Mientras que los robots están programados para aprender acciones y deben ser entrenados para tareas específicas, siguen siendo máquinas. Así la Inteligencia robótica tiene límites, ya que no son seres sensibles.  

No tienen consciencia por ende no son capaces de darse cuenta de que podrían dominar el mundo y liberarse de sus programas. 

Los robots funcionan como por “arte de magia”. 

La programación y pruebas dedicadas a la creación de la IA (inteligencia Artificial) es igual que cualquier otro campo científico. Hay programadores e ingenieros que deben desarrollar el código y la tecnología detrás de los robots que les permite aprender y pensar, vemos lo sencillo que es gracias al trabajo de profesionales que hicieron esto posible. 

Los robots son caros. 

La construcción de un robot no tiene que ser caro. Las partes más caras son el hardware y sensores, pero muchos robots pueden ser construidos utilizando otros tipos de materiales. El campo de la robótica está creciendo a un ritmo rápido en todo el mundo, un aumento de la demanda ayudará a reducir los costos de producción. Tal como sucediera con los primeros televisores o la industria de telefonía celular o con los equipos de cómputo. 

Los robots son difíciles de usar. 

La mayoría de nosotros ya tiene un robot en nuestros bolsillos. Siri o Cortana, y cualquier otro asistente virtual en nuestros teléfonos tiene la misma finalidad que los robots de la ciencia ficción, con sólo pulsar un botón pueden darnos ayuda y respuestas a las preguntas. 

Comparte tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.